Asesoramiento gratuito y pedidos
+49 (2222) 8039975

Tiempo estimado de envío

de 3 - 5 días

Envío gratuito

de 99,00 €

Fase de prueba

100 días

Polillas y perros de procesión de roble: lo que debe saber

La procesionaria del roble es particularmente activa en mayo y junio. En algunas áreas, las orugas de la mariposa causan daños considerables hasta obstrucciones del tráfico debido a la implementación de medidas de control.

A continuación, puede descubrir por qué las polillas de procesión de roble representan un peligro no solo para los humanos sino también para los perros. También le explicaremos cómo saber si su perro ha entrado en contacto con las orugas procesionarias de roble y qué debe hacer en este caso.

Polilla procesionaria del roble: ¿qué es de todos modos?

Polilla procesionaria del roble

Thaumetopoea processionea, como el nombre científico de la hiladora procesionaria del roble es, es una especie de mariposa. Como su nombre lo indica, prefiere los bosques ricos en robles como hábitat. Con el número apropiado, sus orugas pueden comer fácilmente árboles enteros.

Debido a su proliferación, la polilla, que tiene una envergadura de alrededor de 30 milímetros, se ha convertido en una verdadera molestia en Alemania.

¿Por que las polillas de procesión de roble son peligrosas para los perros?

Las mariposas adultas son básicamente inofensivas. Más bien, son las orugas de la polilla procesionaria del roble que representan un problema. Porque su cuerpo está lleno de cabello fino y punzante, que contiene la proteína soluble thaumetopoein.

Cuando entra en contacto con una ruleta de procesión de roble, los pelos se desprenden y causan picazón severa, entre otras cosas, y también pueden desencadenar una alergia en forma de la llamada dermatitis de oruga.

Debido a que a los perros les gusta jugar y explorar sus alrededores cuando están caminando, existe un mayor riesgo de que entren en contacto con las orugas de la polilla procesionaria del roble o sus nidos abandonados, en los que todavía puede haber pelos inusuales.

Síntomas causados ​​por la hiladora procesional del roble en perros

Las orugas procesionarias del roble pueden parecer inofensivas. Sin embargo, si su perro entra en contacto con ellos, en la mayoría de los casos esto lleva a una serie de síntomas extremadamente desagradables.

Entre otras cosas, la ruleta procesionaria de roble puede causar las siguientes reacciones cutáneas en su perro:

  • Rojez
  • Pústulas
  • Formación de ronchas
  • Picazón severa
  • Nódulo

Todo se vuelve aún más desagradable si el pelo de la polilla procesionaria del roble entra en la boca o la nariz de su perro. En este caso, por ejemplo, puede producirse irritación del tracto respiratorio e hinchazón de la lengua y, como resultado, dificultad para respirar.

Las siguientes quejas también pueden ocurrir:

  • Fiebre
  • Mareo
  • Ojos irritados
  • Tapas hinchadas
  • Fatiga

Medidas inmediatas al contactar la hiladora procesional de roble

Si su perro ha entrado en contacto con una hiladora procesionaria de roble, debe eliminar el pelo de las orugas de inmediato y lo más a fondo posible.

Enjuague sus ojos, boca en la nariz del amigo de cuatro patas con agua limpia si es necesario y bañe a su perro a fondo con un champú para perros adecuado.

Dado que el vello punzante no es menos incómodo para usted, le recomendamos que use guantes para evitar el contacto directo con la piel.

Cuando ir al veterinario con su perro

Si su perro ha tenido contacto con las orugas de la hiladora procesional de roble, generalmente tiene sentido consultar a un veterinario. Si nota los síntomas mencionados en su amigo de cuatro patas y sospecha una reacción alérgica, una visita al veterinario es absolutamente imprescindible.

El veterinario puede examinar a su perro y verificar si en realidad se trata de dermatitis de oruga o si la alergia puede tener otra causa. Si es necesario, también puede darle al animal un antialérgico.

Evitar el contacto con las polillas de procesión de roble en el perro

Como puede ver, las polillas de procesión de roble son todo menos inofensivas para los perros. Por esta razón, debe evitar el contacto con las orugas si es posible.

Es mejor conocer las áreas de distribución de la polilla procesionaria del roble en su región. Como regla general, las autoridades firman las áreas de riesgo para que sepa dónde tener especial cuidado.

No arrastre a su perro allí y no lo deje hurgar en la maleza o en los arbustos. Si descubre un nido mientras sale a caminar, evítelo. Si nota que las orugas se están extendiendo en su jardín, comuníquese con un agente de control de plagas que pueda eliminar las plagas rápidamente.

Incluso si la protección del 100% de su perro contra la polilla procesionaria del roble, por supuesto, no es posible, el riesgo al menos puede reducirse significativamente de esta manera.

Fortalezca el sistema inmunológico de su perro

Complemento alimenticio Inmune Soft-Happen

Un sistema inmunitario fuerte puede ayudar a su perro a aliviar o lidiar mejor con los síntomas causados ​​por el pelo de la procesionaria del roble.

Por lo tanto, recomendamos un suplemento nutricional con Bellfor Inmune. La preparación natural contiene ingredientes seleccionados, como la proteína de insecto de las larvas de la mosca soldado negra y el propóleos, y por lo tanto puede hacer una valiosa contribución al fortalecimiento del sistema inmunológico de su amigo de cuatro patas.

Procesión de roble polilla y perros: nuestra conclusión

Las orugas de la procesionaria del roble son igualmente peligrosas para los perros y los humanos. Como cuidador, debe ser consciente del riesgo potencial de mayo a junio.

Después de todo, el contacto con los pelos de las orugas puede ser extremadamente incómodo para los animales afectados y provocar reacciones alérgicas graves.

Idealmente, debe asegurarse de que su perro no entre en contacto con la hiladora procesional de roble. Si no tiene éxito, debe actuar de inmediato y tomar las medidas descritas.


Productos recomendados

Artículos similares

Escribe una reseña

    Malo 
 Bueno