info-icon-24
Tiempo estimado de envío
de 3 - 5 días
info-icon-cost
Envío gratuito
de 79,00 €
info-icon-time
Fase de prueba
60 días
Asesoramiento gratuito y pedidos
warencorb Su carrito 0 Producto - 0.00 EUR
El carrito de compras aún está vacío.

Ictus en perros: síntomas, tratamiento y pronóstico

No sólo los humanos, sino también los perros pueden sufrir un derrame cerebral. En este caso, cada minuto cuenta también para los amigos de cuatro patas. Cuanto más tiempo pase sin que el cerebro esté bien abastecido, más graves serán las consecuencias.


Por tanto, como propietario, debe saber cómo reconocer un ataque de apoplejía en su perro y qué hacer si se produce. A continuación, se explica qué es importante y qué factores pueden aumentar el riesgo de sufrir un derrame cerebral en los perros.

El ictus en los perros: los datos más importantes de un vistazo

  • Un derrame cerebral en los perros se percibe a través de síntomas como la apatía y el deterioro del equilibrio y la conciencia.
  • Al igual que en los humanos, un derrame cerebral en los perros es una emergencia médica que pone en peligro la vida y que debe tratarse inmediatamente.
  • El llamado síndrome vestibular se manifiesta en los perros con síntomas similares a los de un derrame cerebral.
  • Por regla general, una apoplejía en los perros conlleva una incapacidad permanente, aunque las consecuencias pueden variar en función de la gravedad del daño.
  • Los factores de riesgo que hay que evitar en los perros son la obesidad y el estrés excesivo.

¿Qué es una apoplejía?

Tanto en los humanos como en los perros, se sabe que la sangre transporta los nutrientes y el oxígeno por el cuerpo para que los órganos puedan recibirlos. En el caso de una apoplejía, el suministro al cerebro se interrumpe por la obstrucción de un vaso sanguíneo o, a veces, por una hemorragia cerebral. La falta de oxígeno hace que las zonas afectadas del cerebro mueran, lo que puede provocar parálisis e incontinencia, entre otras cosas. 

¿Cómo se reconoce una apoplejía en los perros?

Si un perro sufre un derrame cerebral, los síntomas son similares a los de los humanos. Los amigos de cuatro patas afectados parecen apáticos, tienen problemas de equilibrio y alteraciones de la conciencia hasta la inconsciencia. Además, un derrame cerebral en los perros también puede manifestarse con incontinencia, postura anormal y vómitos.


Si sospecha que su perro puede haber sufrido un derrame cerebral, es esencial que actúe inmediatamente. Mantenga la calma. Acueste a su amigo de cuatro patas sobre una almohada o manta y coloque un cuenco con agua para que pueda beber si es necesario, sin tener que levantarse para hacerlo.


Ahora, dependiendo del día de la semana y de la hora, póngase en contacto con su veterinario o con el servicio de urgencias veterinarias inmediatamente y describa los síntomas que observa en su perro.

¿Cómo se puede tratar una apoplejía en un perro?

Un derrame cerebral es una emergencia médica que pone en peligro la vida. Por lo tanto, es esencial que su perro sea tratado por un veterinario lo antes posible. Primero examinará a su amigo de cuatro patas y utilizará técnicas de imagen para buscar inflamaciones, hemorragias o coágulos de sangre en el cerebro.


De este modo, el veterinario podrá comprobar si su perro ha sufrido realmente un derrame cerebral o si los síntomas se deben posiblemente a otro desencadenante. Si se confirma la sospecha inicial, el siguiente paso es contrarrestar los síntomas agudos. Para ello, se pueden utilizar, entre otros, tranquilizantes y medicamentos antiespasmódicos, así como remedios para las náuseas que puedan presentarse.


El tratamiento posterior depende entonces esencialmente de la causa original de la apoplejía. Entre las posibles causas se encuentran la disfunción tiroidea, las enfermedades cardíacas y renales, la presión arterial alta o un tumor cerebral. En función del diagnóstico, el veterinario puede prescribir a su amigo de cuatro patas, por ejemplo, medicamentos para diluir la sangre y los vasos sanguíneos, o antibióticos. Si la apoplejía de su perro se debe a un tumor cerebral, puede ser necesaria la cirugía.

¿Síndrome vestibular o derrame cerebral en perros?

Además de un derrame cerebral, síntomas como los problemas de equilibrio y coordinación en los perros también pueden indicar una afección llamada síndrome vestibular. Se trata de una enfermedad en la que la funcionalidad del aparato vestibular está alterada. El aparato vestibular es el órgano del equilibrio situado en el oído interno del perro.


El síndrome vestibular puede presentarse de varias formas en los perros. El tratamiento y el pronóstico de los amigos de cuatro patas afectados depende de la forma exacta y del desencadenante. Dado que los síntomas típicos del síndrome vestibular también pueden ser desencadenados por un derrame cerebral, por supuesto debe ponerse en contacto con un veterinario inmediatamente si experimenta tales síntomas para aclarar la causa exacta y tomar rápidamente las medidas de tratamiento adecuadas.

¿Cuál es el pronóstico de los perros después de una apoplejía?

Si su amigo de cuatro patas ha sufrido una apoplejía, lamentablemente debe esperar que el animal quede incapacitado de forma permanente para la vida cotidiana. En muchos casos, los perros afectados tienen problemas permanentes para caminar e incluso parálisis. Además, la incontinencia y la reducción de la memoria no son infrecuentes después de un accidente cerebrovascular en los perros.


No es posible hacer una declaración general sobre los síntomas individuales. Los factores decisivos son las regiones afectadas en el cerebro y la gravedad del daño causado por la apoplejía.


Mientras las consecuencias del ictus sigan siendo manejables y su amigo de cuatro patas no se vea demasiado perjudicado en la vida cotidiana, es bastante concebible que el perro tenga todavía unos buenos meses o incluso años por delante. Sin embargo, debe esperar que su amigo de cuatro patas dependa más de su ayuda y apoyo en la vida diaria en el futuro.


Si las consecuencias de la apoplejía son demasiado graves, es posible que, por desgracia, tenga que considerar la posibilidad de despedirse de su perro y poner fin a su sufrimiento.

Cómo evitar los factores de riesgo de una apoplejía en los perros

Por regla general, los accidentes cerebrovasculares se producen en los perros a una edad avanzada. Los animales jóvenes suelen verse afectados sólo en casos excepcionales. Por supuesto, no se puede influir en la edad como factor de riesgo. No obstante, hay algunas cosas que puede hacer para reducir la probabilidad de que su perro sufra un ataque.


Al igual que en el caso de los humanos, el sobrepeso puede aumentar significativamente el riesgo de infarto en los perros. Si su amigo de cuatro patas pesa demasiado, es esencial que ponga a su perro a dieta. Esto no sólo reducirá el riesgo de derrame cerebral, sino también el de muchos otros problemas de salud, como la artrosis.


Además, asegúrese de ofrecerle un ejercicio adaptado a las necesidades de cada raza de perro, así como a la edad de su amigo de cuatro patas. Esto ayudará a prevenir el aumento de peso y a mejorar el transporte de oxígeno dentro del cuerpo de su perro. Por último, pero no por ello menos importante, también debe evitar en lo posible el estrés excesivo en la vida cotidiana de su amigo de cuatro patas. Esto no sólo ayudará a reducir la probabilidad de un ataque, sino que también contribuirá a mejorar la salud y el bienestar de su perro en general.

La apoplejía en los perros - nuestra conclusión

Como puede ver, los perros también pueden sufrir un ataque. Afortunadamente, esto es relativamente raro. Teniendo en cuenta que las consecuencias asociadas a la apoplejía suelen ser muy graves para el amigo de cuatro patas, debe tomarse en serio los posibles síntomas y, en caso de duda, consultar inmediatamente al veterinario.


Aparte de eso, es aconsejable prestar la atención necesaria a la salud de su perro y evitar factores de riesgo como la obesidad y el estrés persistente en la vida cotidiana del amigo de cuatro patas. De este modo, no sólo reducirá las posibilidades de que su perro sufra un ataque. También contribuirá de forma decisiva a un bienestar óptimo, así como a una vida canina feliz y, con suerte, larga.

¿Fue útil esta página

Escribe una reseña

Malo
Bueno
watsapp-button-icon
Dental Sticks
bellfore motive