Asesoramiento gratuito y pedidos
+49 (2222) 8039975

Tiempo estimado de envío

de 3 - 5 días

Envío gratuito

de 99,00 €

Fase de prueba

100 días

Glándulas anales en perros: tratar y prevenir síntomas

Glándulas anales en perros

Las glándulas anales se encuentran a la izquierda y derecha del ano en los perros. Producen una secreción que es utilizada por el amigo de cuatro patas para establecer marcas de olor. En perros sanos, esto también se libera cuando se caen las heces.


Sin embargo, puede suceder que las glándulas anales en el perro o las bolsas anales en las que se acumula la secreción se bloqueen. Esto significa que ya no pueden vaciarse e incluso incendiarse. Averigüe qué causa las bolsas anales obstruidas en los perros y qué debe hacer al respecto a continuación.

Causas y consecuencias de las bolsas anales obstruidas en perros

Al vaciar la bolsa anal de su perro, es importante que los excrementos del animal estén firmes. Como resultado, la diarrea a menudo obstruye la bolsa anal, especialmente como resultado de la diarrea.


Las glándulas anales continúan produciendo sus secreciones y las liberan en las bolsas anales. Sin embargo, como estos no se vacían, se expanden. Además, la secreción se vuelve dura con el tiempo, lo que eventualmente puede hacer que las glándulas anales se peguen.


No con poca frecuencia, esto conduce gradualmente a que las glándulas anales y la bolsa anal del perro se inflamen.

Síntomas de problemas con las glándulas anales en perros

Si las glándulas anales de su perro están bloqueadas o inflamadas, esto generalmente se manifiesta en una serie de síntomas diferentes.

Síntomas de problemas

Entre otras cosas, los siguientes signos pueden indicar glándulas anales obstruidas en perros:

  • Lamidas excesivas en la región del ano.
  • Trineo (deslizamiento en la parte trasera)
  • Dificultad con excrementos

Si las glándulas anales y las bolsas anales del perro ya están inflamadas, la necesidad de moverse del animal disminuye en muchos casos y evita sentarse debido al dolor. Externamente, la inflamación de las glándulas anales en los perros a menudo se puede reconocer por la hinchazón y el enrojecimiento en el área del ano.


Dependiendo de la gravedad de la inflamación, también se puede agregar fiebre a los síntomas. En el peor de los casos, las bolsas anales pueden incluso explotar, resultando en heridas purulentas.

Tratamiento y diagnóstico por el veterinario

Tratamiento y diagnóstico

Si sospecha que su perro sufre de glándulas anales bloqueadas o inflamadas, es obligatoria una visita inmediata al veterinario. Esto puede vaciar manualmente la bolsa anal del amigo de cuatro patas y decidir sobre otras medidas de tratamiento en función de su condición y la naturaleza de las secreciones que escapan.


Por ejemplo, puede ser necesario enjuagar las glándulas anales con medicamentos o tratar al amigo de cuatro patas con antibióticos. Además, los bálsamos ayudan a calmar la región del ano estresado.


Dado que es posible que la inflamación haya provocado la formación de abscesos, puede ser necesario un procedimiento quirúrgico en el que los abscesos se abran y se vacíen.


Este también es el caso cuando se trata de quejas crónicas, en el curso de las cuales, por ejemplo, se han formado úlceras. En este caso, puede ser necesaria la extirpación quirúrgica de las glándulas anales. Sin embargo, dado que este procedimiento puede provocar lesiones del esfínter e incontinencia de heces, generalmente es el último recurso.

Pomada Analdrüsen Salben

Nuestro consejo para perros con glándulas anales inflamadas

Si su perro sufre inflamación de sus bolsas anales, recomendamos el tratamiento con Bellfor para bálsamo de glándula anal. El producto de cuidado natural con ingredientes seleccionados como propóleos, grasa de insectos, zinc, caléndula, ácido hialurónico y vitaminas proporciona un alivio efectivo de los síntomas.


La pomada para glándulas anales Bellfor se caracteriza por una buena tolerancia de la piel y facilidad de uso, y contrarresta de manera confiable la inflamación de las glándulas anales de su perro.

Consejos para prevenir problemas con las glándulas anales

Como puede ver, los problemas con las glándulas anales pueden tener serias consecuencias para su perro. Por esta razón, es importante que evite el estreñimiento o la inflamación de la bolsa anal.


En este contexto, es particularmente importante asegurarse de que los excrementos de su perro tengan una consistencia firme. Muchos dueños de perros cometen el error y mezclan aceite adicional en la comida de su amigo de cuatro patas o sumergen su comida seca en agua. Sin embargo, ambos pueden hacer que los excrementos del perro se vuelvan más suaves y las bolsas anales ya no se vacíen correctamente.


También es importante investigar las causas de la diarrea con prontitud y tratarla adecuadamente. Además, recomendamos que los perros con pelaje largo tengan una higiene adecuada en la región del ano y acorten regularmente el pelaje allí.

Glándulas anales en perros: nuestra conclusión

Comida para perros de primera calidad

Si las glándulas anales de su perro están bloqueadas o ya están inflamadas, se requiere una acción rápida. Debido a que cuanto antes el veterinario pueda tratar los síntomas, mayores serán las posibilidades de que no surjan problemas permanentes y que las glándulas anales incluso tengan que extirparse.


Si desea promover la digestión de su perro y asegurarse de que sus excrementos se mantengan firmes, encontrará los productos correctos en la gama Bellfor. Nuestra comida para perros viene sin trigo ni aditivos artificiales y le brinda a su amigo de cuatro patas todos los nutrientes que necesita para su salud y bienestar.


Pero convénzase mejor y pruebe nuestra comida para perros en calidad premium. Estamos seguros de que a su perro también le encantará Bellfor.


Productos recomendados

Artículos similares

Escribe una reseña

    Malo 
 Bueno