info-icon-24
Tiempo estimado de envío
de 3 - 5 días
info-icon-cost
Envío gratuito
de 99,00 €
info-icon-time
Fase de prueba
100 días
Asesoramiento gratuito y pedidos
warencorb Su carrito 0 Producto - 0.00 EUR
El carrito de compras aún está vacío.

Detectar, medir y tratar la fiebre en perros

Fiebre en perros

Si un perro tiene fiebre, indica que hay un problema de salud. Al igual que en los humanos, la fiebre también es un mecanismo de defensa en los perros, con el cual el sistema inmunitario trata de combatir los patógenos en el cuerpo.


Sin embargo, si aumenta demasiado y dura demasiado, no solo la enfermedad subyacente real, sino también la fiebre en sí misma pueden convertirse en un grave peligro para el perro. A continuación, te explicaremos cómo puedes identificar la fiebre en tu perro y cuándo debes acudir a un veterinario con tu amigo de cuatro patas.

¿Cuándo tiene fiebre un perro?

Normalmente, la temperatura corporal en perros adultos varía de 37.5 a 39 grados. En cachorros puede ser de hasta 39.5 grados.


Si se supera ligeramente este valor, se habla inicialmente de una temperatura elevada, que también puede ser causada simplemente por el esfuerzo físico o la excitación.


Tu perro tiene fiebre a temperaturas corporales de más de 40 grados. A partir de 41 grados, se trata de fiebre alta, que puede poner en peligro la vida durante un período de tiempo más prolongado y provocar insuficiencia orgánica. A partir de una temperatura corporal de 42 grados, la fiebre representa un peligro agudo para la vida de tu perro porque las proteínas del cuerpo pueden coagularse debido a las altas temperaturas.

Posibles efectos secundarios de la fiebre en el perro

Si tu perro tiene fiebre, esto generalmente se nota a través de varios efectos secundarios. La mayoría de las veces, el aumento de la temperatura corporal ya se puede sentir con la mano desnuda, por ejemplo, en las axilas, las orejas o el interior de los muslos.

Además, los siguientes efectos secundarios pueden ocurrir en perros con fiebre:

  • anorexia
  • fatiga
  • nariz seca
  • pulso acelerado
  • jadeo aumentado
  • escalofríos
  • deshidratación

Medir la fiebre correctamente en perros

Medir la fiebre correctamente en perros

Para verificar si tu perro realmente tiene fiebre y qué tan alta es, debes medir la temperatura con un termómetro. Ten en cuenta que una medición confiable no es posible en los oídos, sino sólo por vía rectal. Debido a que la medición de la temperatura corporal en los oídos a menudo es inexacta y un resultado incorrecto en dos grados puede incluso costarle la vida a tu perro en el peor de los casos.


Por lo tanto, cada dueño de perro debe tener un termómetro clínico adecuado, que se usa exclusivamente para el amigo de cuatro patas, y saber cómo usarlo correctamente. Para este propósito, tiene sentido practicar la medición de la fiebre en un animal sano ocasionalmente y no intentarlo solo cuando el perro está realmente gravemente enfermo.

Causas de fiebre en el perro

La fiebre no es una enfermedad en sí misma, sino simplemente un síntoma provocado por una enfermedad u otro problema de salud.


Las posibles causas de fiebre en perros incluyen infecciones virales y bacterianas. Por ejemplo, la fiebre puede ocurrir en perros con tos de perrera o como resultado de una infección con la enfermedad de Lyme y otras enfermedades transmitidas por garrapatas.


Además, los parásitos como la giardia, la inflamación crónica, el envenenamiento, las enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario como el reumatismo, los tumores y los efectos secundarios de las vacunas y los medicamentos también se pueden usar como desencadenantes de la fiebre en los perros.

Primeros auxilios para perros con fiebre

Si tu perro tiene fiebre, debes asegurarte de que tu amigo de cuatro patas descanse mucho. Por lo tanto, mantén tus caminatas juntas cortas y evita retozar excesivamente.


También asegúrate de que tu perro siempre tenga agua fresca disponible. Porque la hidratación adecuada es particularmente importante para los perros con fiebre. Además, las toallitas húmedas en el estómago o el cuello pueden ayudar a bajar la temperatura corporal.


Por otro lado, debes evitar las duchas frías y los medicamentos de tu propio botiquín. Esto último puede ser fatal para tu perro no solo en caso de fiebre, ya que los ingredientes activos que contiene a veces son altamente tóxicos.

¿Cuándo un perro con fiebre es un caso para el veterinario?

Básicamente, una fiebre leve en los perros no es algo malo. Porque muestra que el sistema inmunitario funciona y puede reaccionar ante posibles amenazas.


Sin embargo, esto no significa que puedas tratar la fiebre de tu perro en cualquier caso en casa. Porque dependiendo del disparador, es muy posible que tu amigo de cuatro patas necesite atención médica urgente.


Además, la fiebre alta representa un grave peligro para la vida de tu perro. Por cierto, esto se aplica no solo a los cachorros o animales decrépitos, sino a los perros de todas las edades.


Por lo tanto, si la temperatura corporal de tu perro supera los 40 grados y puede haber otros síntomas de la enfermedad, definitivamente debe consultar a un veterinario. Él puede examinar su pierna y determinar las medidas de tratamiento necesarias.

Tratar la fiebre en el perro

La forma en que tu perro tiene que tratar la fiebre depende no solo de su nivel, sino también de la causa. Por ejemplo, si su fiebre es alta, su amigo de cuatro patas puede recibir una inyección de un medicamento antipirético.


En el caso de una infección bacteriana, el veterinario generalmente le recetará antibióticos adecuados para tu perro febril, mientras que en el caso de perros con giardia, el tratamiento de la infestación de parásitos está nuevamente en primer plano.

Independientemente de esto, incluso si el veterinario requiere tratamiento, debes asegurarte de que tu perro descanse, beba lo suficiente y coma algo lo antes posible.

Bellfor Inmune: soporte natural para perros con fiebre

Si tu perro tiene fiebre, es importante que apoyes el sistema inmunológico de tu amigo de cuatro patas. Por esta razón, recomendamos un suplemento nutricional con Bellfor Inmune. La preparación digestible está disponible en forma de snacks sabrosas o en polvo.


Los ingredientes seleccionados, como la proteína del insecto, las semillas de ortiga y el propóleos, proporcionan a tu amigo de cuatro patas nutrientes valiosos. De esta manera, Bellfor Inmune apoya el sistema inmunitario y ayuda a tu perro a superar su fiebre pronto.

¿Fue útil esta página

Escribe una reseña

Malo
Bueno
Nutricionista
Mis Datos
habitual

Costillas palpables con baja cobertura de grasa, cintura visible desde arriba, elevación de la línea abdominal visible desde el lado anterior a la pelvis.

Mi Peso
Mi Actividad
El alimento para perros no debe contener para lo siguiente
HORTALIZAS Y CEREALES
CARNE Y PESCADO
OTROS
Problemas de salud
Necesidades especiales

Productos recomendados

30.83 EUR
123.32 EUR / 1 Kg
En impuestos: IVA 10% Envío
25.69 EUR
128.45 EUR / 1 Kg
En impuestos: IVA 10% Envío
9.25 EUR
185.05 EUR / 1 Kg
En impuestos: IVA 10% Envío
watsapp-button-icon
bellfore motive